Dieta contra la ansiedad

Vitamina C: cítricos, frutas del bosque, tomate, ají, brócoli y repollitos de Bruselas.

comiendo.jpg

Vitamina E: aceites, frutos secos, semillas, germen de cereales y yema de huevo.

Beta-caroteno: zapallo, zanahoria. Licopeno: tomate.

Flavonoides: cerezas, uvas, frutillas, té negro, cebolla, manzana, batata y cítricos.

Organosulfatos:
ajo, puerro. Zinc: ostras, carnes, mariscos, huevos, cereales integrales y frutaos secos. Selenio: levadura, germen y cereales integrales.

Aumentan las defensas también los probióticos como el yogur.

Recuerde que la alimentación es muy importante en estos casos, es porque cuando se producen desórdenes alimentarios se observan déficit nutricionales que enfatizan aún más la ansiedad.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios