Lagrimitas de pollo envueltas en huevo

Una receta pensada para los más pequeños de la familia. Especialmente para cuando queremos inculcar el valor de comer pollo por su contenido nutricional. Cuando más pequeños sean los trozos de pechuga de pollo más fácil será que los pequeños se las coman.

Ingredientes:

  • 2 pechugas de pollo medianas (unos 500 gramos aproximadamente entre las dos piezas)ç
  • Sal.
  • 2 huevos medianos.
  • 150 gramos de pan rallado.
  • Aceite de oliva.

Preparación:

  1. Lavar las pechugas de pollo retirando los trozos de grasa que conserve tras el despiece.
  2. Cortar, de forma longitudinal, cada una de las pechugas. Cuando se tenga un trozo alargado de pechuga, cortar en pequeños fragmentos cuadrados de un centímetro de lado. Volver a cortar cada cuadrado por la mitad una tercera vez. Agregar un poco de sal y reservar.
  3. En un plato, batir dos huevos medianos.
  4. Poner el pan rallado en un segundo plato haciendo que quede repartido por toda la base del mismo.
  5. Calentar aceite de oliva en una sartén profunda.
  6. Pasar las lagrimitas de pollo por huevo y por pan rallado en un par de ocasiones. Si aplastamos un poco la carne de pollo al pasar por el pan rallado conseguiremos que suelte agua y se queden más recias y crujientes.
  7. Cuando el aceite esté bastante caliente, bajar un poco la intensidad del fuego. Meter en el fuego las lagrimitas empanadas y freír hasta que se doren por ambas caras.
  8. Poner la carne frita sobre una hoja de papel secante para que elimine todo el aceite sobrante.
  9. Servir templadas o calientes.

Para su presentación es recomendable un poco de ensalada o de arroz blanco.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios