Lo que debes saber del cilantro

Bien es sabido por muchas personas que el Cilantro es una de esas especias que se utilizan para dar sabor y aromatizar ciertos platos en especial. Usualmente se conocen dos tipos, siendo la especie marroquí la más común.

Desde Oriente

Hoy aprenderemos algunos tips para conservarlo siempre fresco, y compartiremos sus usos en la cocina. Para empezar, conozcamos que se deriva de la semilla madura y seca de la planta Coriandrum Sativum, que es el nombre científico para el Cilantro. Su uso común en la cocina, le ha ganado reputación como un aliciente del aroma y del sabor (suave y dulce).

Su origen se remonta al pasado cuando comenzó a cultivarse en el Oriente Próximo, hoy en la actualidad se cultiva en todo el mundo, especialmente en lugares donde los platillos locales le incluyen: México, Marruecos y América del Sur.

Tipos

  1. Cilantro marroquí: Siendo el más común y conocido en España como en la mayoría de América Latina. Sus semillas son muy similares a las que vemos en la imagen de portada, de 3 a 5 milímetros de diámetro. Su mayor conveniencia, es lo frágil de las semillas, que permite sean molidas fácilmente para su uso en polvo.
  2. Cilantro indio: Personalmente uno de los aditivos más buscados para la cocina internacional, cocina hindú y por supuesto, el resto de platos que deseamos hacer un poco más “exóticos”. Se diferencia mucho de la anterior, por el color y la dureza de sus semillas. Su sabor es más suave y dulce.

Conservación

Ya sea enteras o molidas, los chefs del mundo recomiendan guardarlas en un recipiente hermético, lejos de la humedad, de la luz y de los insectos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios