Pescado empanizado: La forma más práctica

¿Alguna vez os habéis preguntado qué hacen los restaurantes para ese pescado empanizado tan perfecto? Pues bien, el secreto radica en preparar una mezcla de empanizado y conocer los ingredientes adecuados, que claro, nosotros compartimos. 

Ingredientes:

  • Filetes del pescado de tu elección. Para empanizar, te recomendamos un pescado blanco como la tilapia o bacalao.
  • Harina
  • Migas sazonadas de pan o de galletas
  • 1-2 huevos batidos
  • Leche o agua

Preparación:

  1. Pon las migas de galletas u otro empanizado en un tazón, la harina en otro tazón y el huevo batido en otro. Por lo general, será muy útil tenerlos según el orden en que los usarás. A un lado de la sartén, coloca la harina, luego el huevo y luego el empanizado, el cual deberá estar ubicado más cerca a la sartén.
  2. Tómate un minuto para condimentar el empanizado, si no viene ya condimentado. Una pizca o dos de sal y pimienta será ideal, así como también pimienta cayena, sal condimentada, eneldo o una mezcla de hierbas y especias. Emplea el tipo de sabores que te gusta y sazona el empanizado al gusto. Otra alternativa será condimentar la harina.
  3. Baña el pescado en la harina. Toma los filetes de pescado, enharínalos por completo y con tus manos recubre los rincones y las grietas con harina. Este paso será importante para rellenar los huecos en la corteza de galleta de modo que se empanice perfecta y uniformemente.
  4. Moja el pescado enharinado en la mezcla de huevo, luego cúbrelo con el empanizado. No lo dejes en la mezcla de huevo para que se remoje. Más bien, mójalo con rapidez y sácalo lo más limpio y rápidamente posible para la siguiente “estación” del empanizado. Pon el pescado en el empanizado condimentado y con tu otra mano, espárcelo sobre el pescado de manera uniforme.
  5. Pon el pescado bañado en la sartén. Para freír el pescado empanizado, calienta aproximadamente un centímetro de aceite a fuego medio alto y fríe el pescado, voltéalo una vez, fríelo aproximadamente de 3 a 5 minutos en cada lado. Voltea el pescado cuando la corteza tenga un color marrón dorado. No tomará mucho tiempo, así que hazlo con cuidado.
  6. Espera a que el aceite llegue a la temperatura necesaria (unos 180 °C o 350 °F) antes de agregar el pescado. Al poner tu mano unos 10 a 15 cm (3 a 5 pulgadas) sobre el aceite, deberás sentirlo caliente y deberá chisporrotear cuando le eches una gota de agua. Evita saturar la sartén con demasiados filetes de pescado, sino la temperatura descenderá considerablemente. Por otro lado, freír a una temperatura menor hará que el pescado salga aceitoso y empapado.
  7. Otra alternativa será hornear el pescado. Para hornearlo, pon los filetes empanizados en una bandeja o molde para hornear. Hornéalos a 190 °C (375 °F) durante 15 a 20 minutos y voltéalos a la mitad de la cocción.

Dale el toque final y sírvelo. El pescado empanizado sabe muy bien con un chorro de limón, con salsa tártara, vinagre de malta o todos estos ingredientes juntos. Prepáralo con papas fritas para hacer el típico platillo inglés “fish and chips” (pescado con papas fritas), sino también podrás optar por la opción más saludable y servirlo con arroz salvaje y vegetales verdes.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios