Pie de queso japonés: Cómo hacerlo fácil en casa

¿Qué tan diferente puede ser esta receta del pie de queso tradicional? Pues permitir que os revele que tiene mucho que hacer. Venga chicas, vamos a probar hacerlo desde la comodidad de nuestros hogares.

Ingredientes

  • 3 claras de huevo
  • 80 g de azúcar
  • 1 pellizco de sal
  • 250 g de queso crema ‘light’
  • 3 yemas de huevo
  • 50 g de leche desnatada
  • 30 g de maicena
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 30 g de zumo de limón

Preparación

  1. En primer lugar precalentamos el horno a 170º y ponemos a media altura un recipiente donde quepa un molde de 18-20 cm de diámetro. Llenamos con un litro de agua hirviendo. Forramos con papel de hornear el molde seleccionado y reservamos.
  2. Colocamos la mariposa en las cuchillas y añadimos las claras, 30 g de azúcar y la pizca de sal. Montamos las claras programando 4 minutos a velocidad 3. Retiramos la mariposa y reservamos las claras montadas.
  3. Ponemos en el vaso 50 g de azúcar, el queso, las yemas, la leche, la maicena, la levadura y el zumo de limón. Mezclamos programando 10 segundos a velocidad 4. Con la espátula bajamos la mezcla de las paredes y volvemos a mezclar 10 segundos a velocidad 4. Vertemos el contenido en otro bol.
  4. Llegó el momento de incorporar las claras. Es muy importante que tengamos paciencia en este proceso ya que es la clave para garantizar la esponjosidad del pastel Añadimos las claras poco a poco y las mezclamos con movimientos envolventes hasta que estén bien integradas. Notaréis que al principio salen grumos pero es normal. Poco a poco se irán integrando.
  5. Una vez tengamos la mezcla homogénea la añadimos al molde reservado el cual forraremos por debajo con papel de aluminio para evitar la entrada de agua durante la cocción al baño María.
  6. Metemos en el horno en el recipiente con agua caliente y cocemos al baño María durante 45-50 minutos a 170º.
  7. Cuando acabe el tiempo dejamos enfriar la tarta dentro del horno para evitar que se baje con el contraste de temperatura.
  8. Desmoldamos y servimos.

Finalmente podemos servir de forma templada o fría. Os sugiero probarla con mermelada, fruta troceada o espolvoreada con azúcar glas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios