Sardinas rebozadas en limón

Sardinas rebozadas en limón

Si hay algo que me encanta de comer tapas en los barcitos o terrazas del país, son estas exquisitas sardinas rebozadas en aceite de oliva y yema de huevo, pero el toque especial creo que es precisamente el baño de limón al final. Aquí tenéis la receta para hacerlas en casa si os gustan tanto como a mí. 

Ingredientes para las sardinas rebozadas:

  • 8 sardinas frescas
  • 1 limón
  • 1 diente de ajo
  • perejil
  • 1 yema de huevo
  • 1 cucharada de harina
  • aceite de oliva
  • sal

Así las preparamos:

  1. Lo primero que tenemos que hacer para preparar las sardinas rebozadas es limpiar el pescado, quitándole las escamas, la cabeza y, si queremos, también la espina central, con cuidado de no romperlas. Las pasamos por agua fría para lavarlas bien.
  2. A continuación, ponemos en una bandeja honda el zumo del limón con el ajo y perejil picados, una placa de sal y un chorrito de aceite de oliva. Mezclamos bien e introducimos las sardinas para que maceren durante 15 o 20 minutos. Mientras más tiempo dejemos el pescado sumergido en la mezcla, más sabor tendrán nuestras sardinas rebozadas – por cierto, aquí podéis aprender cómo rebozar con Corn Flakes si queréis experimentar con algo diferente.
  3. Mientras tanto, batimos la yema de huevo y le añadimos la cucharada de harina, mezclando bien hasta conseguir una pasta con cierta consistencia.
  4. Una vez que las sardinas hayan macerado en el limón, las escurrimos, las pasamos por la mezcla del huevo y las freímos en aceite de oliva bien caliente. A medida que se vayan dorando, las sacamos y las dejamos escurrir sobre papel absorbente, para que suelten el exceso de aceite.

Observad cómo lo hacemos:

Así tendremos listas, en poco tiempo, nuestras ricas sardinas rebozadas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios