Tipos de legumbres existentes: Todo lo que necesitas saber

Tipos de legumbres existentes

¿Sabías que en otros países, (como en Guatemala y en Venezuela, por ejemplo) la palabra “Legumbres” suele ser sinónimo de verduras en general? Pues bien, hay mucho de cierto en ello, y una pequeñas diferencias a conocer. Por ello hoy compartimos algunos datos generales como los tipos de legumbres, la forma óptima de cocción, y uno que otro tip.

Tipos de legumbres existentes:

Para muchos de nosotros que hemos tenido la oportunidad de viajar por el mundo, cuando nos hablan de los tipos de legumbres, nos viene a la mente una gran variedad de vegetales, de verduras, pero ¿sabías que el término en especifico representa un grupo de alimentos único?

Se denomina legumbre a la semilla contenida en la vaina de plantas de la familia de las Leguminosas – de acuerdo con Wikipedia.

Hablamos de lentejas, frijoles, guisantes y cacahuetes (o manís). Todas y cada uno de ellas aportan un buen número de nutrientes y mucha fibra. Así que es vital consumirlos a diario en vuestros hogares, especialmente si tenéis intenciones de prevenir y tratar ciertas enfermedades.

Beneficios de las legumbres:

Además de la fibra que es muy buena para el cuidado de la flora intestinal, el consumo de legumbres en una base cotidiana aporta un promedio de 10 a 15 nutrientes y vitaminas, entre ellas:

  1. Calcio
  2. Fibra Dietética legumes healthy protein foods for families
  3. Folato
  4. Hierro
  5. Magnesio
  6. Fósforo
  7. Potasio
  8. Proteína
  9. Riboflavina
  10. Tiamina
  11. Vitamina B6
  12. Zinc

Aquí tenéis un listado de las leguminosas más extensas y varias en el mundo: Frijol en todos sus colores (rojos, negros, café y blancos), Saluggia, Judía Scarlet Runner, Miso Sendai, Miso Shinshu, Miso Shiro, Frijol Sieva, Tofu, Lentejas, Lentejas, Judías, Tempe, Frijol Trucha, Usu, Yuba y muchísimas otras variedades más que seguro encontraréis en los mercados locales.

De todas esas legumbres, las lentejas (prueba preparar nuestra receta de Lentejas con Atún) son conocidas como uno de los alimentos con mayor cantidad de hidratos de carbono, de modo que si combinamos las lentejas con arroz entonces tendremos un súper alimento que además de saciar el hambre de la mejor manera, aportará lípidos saludables y mucha fibra – además de una buena dosis de ánimo con las vitaminas B1, B3, B6 y ácido fólico, y por si fuera poco, las legumbres también tienen selenio (protege a las células de los problemas que provocan los radicales libres) y hierro (ideal para los que tienen anemia).

La cocción perfecta:

No importa la forma en que lo vayas a hacer, pero hay algunas cosas que debes saber antes de tenerlas listas previo a la ebullición:

  1. Lavar cualquiera de los varios tipos de legumbres que vayas a comer: Ya sea que estés usando vegetales orgánicos o producidos en serie, lo que necesita hacer es esto: Limpiar suavemente las verduras con agua tibia.
  2. Cortar los trozos más grandes.  Los trozos deben ser de tamaño uniforme, para que se cuezan uniformemente. De lo contrario, los trozos más pequeños estarán listos antes que los más grandes.
  3. Hervirlas: Prueba hacerlo en una mezcla de agua con abundantes verduras, zanahorias y trozos de patatas.

Y eso es prácticamente ¡todo lo que hay que hacer!

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios