Usos del Varoma de la Thermomix

La imagen que tenemos en portada corresponde a una de las unidades o piezas de vuestra Thermomix, y se llama “Varoma”, y aunque probablemente sea de esas partes que menos se usa, sirve bien para preparar carnes, pescados, mariscos, huevos e incluso postres. Así que hoy os compartimos unos cuantos trucos, secretos y cuestiones a tomar en cuenta para su debido uso. 

Capacidades:

  • Molde albal de 1 litro ó 2 de 500 gr y flaneras.
  • Pastel de atún, un clásico de verano.
  • Molde de cristal de 1 litro: en este caso como el cristal tarda en difundir el calor más que los moldes de albal, deberás aumentar la temperatura.
  • Moldes de silicona de 1 litro o más pequeñas con formas. Transmiten bien el calor.

Precauciones:

  • Peligro de ¡Quemaduras! El vapor que se genera a más de 100ºC puede quemar, por lo que tendrás que tener cuidado cuando manejes el varoma, sobre todo porque además puede que te quede a la altura de la cara.
  • Para levantar la tapa si solo quieres mirar, Cristina Galiano recomienda levantarla perpendicularmente, recta hacía arriba, así no goteará y no te quemarás con el vapor de la consensación.
  • Si vas a retirar el contenido de varoma, abre la tapa hacía la pared, haciendo que el vapor salga del lado contrario a tu cara para que no pueda quemarte. Vierte el agua dentro del varoma y cuando puedas acaba de dar la vuelta a la tapa. Pon el varoma sobre su tapa y sirve.
  • Si la tapa no está bien colocada la receta no se cocinará o lo hará mucho más lentamente. Comprueba siempre que esté bien ajustada.
    Cristina Galiano recomienda no cocinar en el varoma con papel albal ni con film transparente en contacto directamente con el alimento. Estos son productos no comestibles y no hay estudios que digan que no dan problemas. En su lugar utiliza papel de horno o sulfurizado para hacer un papillot y para la carne no hace falta que pongas nada, queda más feo pero aguanta.
  • Si vas a cocinar con leche, nata: mucho cuidado con poner temperatura varoma, estos líquidos subirán mucho y puede producirse desbordarmiento, así que no cocines en varoma con ellos o agrégalos al final si se puede.
  • Si vas a cocinar aprovechando una salsa, no olvides espesarla después de cocinar al varoma, si lo haces antes puede que no se forme el suficiente vapor y no se cocine lo suficiente.
  • Las velocidades para cocinar al varoma, rara vez pasan de velocidad 2. Nos moveremos en un rango que va desde Velocidad cuchara, hasta velocidad 1 ó 2. Así evitamos salpicaduras con líquidos muy calientes.

Mantenimiento:

  • Lávalo a mano o en el lavavajillas. Si lo haces a mano procura no utilizar estropajos, ni jabones abrasivos ni nanas. Con una esponja bastará para dejarlo perfecto. Comprueba siempre en el aclarado que los agujeros estás limpios y no quedan taponados por nada.
  • Guárdalo siempre tapado y montado: base, bandeja y tapa. Así no lo tendrás por ahí desperdigado ni te dará pereza usarlo.
  • Si dispones de bolsa de transporte de tu máquina y no usas el varoma habitualmente puedes guardarlo ahí, aunque le sacaremos partido, así que no te recomiendo que lo “escondas mucho”.
  • Si lo guardas sobre la tapa de tu thermomix no cierres esta nunca para no presionar la junta y que se deteriore antes de tiempo.

Ten cuidado de dejar agujeros libres en la base y en la bandeja si quieres que tus alimentos se cocinen perfectamente. El Varoma sólo funciona si está tapado, no se puede cocinar sin la tapa transparente, parece una obviedad, pero a veces os entran dudas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrEmail this to someonePrint this page

Comentar

Comentarios